Rosamary Argüelles, Cuba

Letra y puño de mujer
Poeta Cubana

Miembro de sección de literatura de la Asociación Hermanos Saíz. Ha obtenido premios en concursos locales y provinciales. Mención en Poesía en el Concurso Provincial de Licenciatura Infantil “Cochero Azul”. Casa de Cultura “Juan Marinero”, 2002 (Poesía Infantil) Santa Clara, Villa Clara. Mención. Poesía para Adultos. Encuentro Debate Casa de Cultura “Juan Marinero”, 2006 (Poesía para Adultos) Santa Clara, Villa Clara. Segundo Premio. Concurso Internacional “Cartas de Amor” Escribanía Dollz, 2014. Sancti Spíritus. Premio Adultos. Concurso de Poesía en Homenaje a la ciudad en su 500 Aniversario “El Puente”, 2014. AHS. Sancti Spíritus. Mención “Cuento para Adultos”. Casa de Cultura “Osvaldo Mursulí Recarey”, 2014, Sancti Spíritus. Premio “Poesía para Adultos”. Casa de Cultura “Osvaldo Mursulí Recarey”, 2014. SanctiSpíritus. Primer Premio “Concurso de Poesía Ilustrada Fayad Jamís.”Casa de Cultura “Osvaldo Mursulí Recarey”, 2014. Sancti Spíritus. Mención. Concurso Internacional “Cartas de Amor”Escribanía Dollz, 2015. Sancti Spíritus. Mención Poesía Concurso Fayad Jamís, 2015. Mención. Concurso Internacional “Cartas de Amor” Escribanía Dollz, 2016. Sancti Spíritus.

La forma de escribir, la manera de pensar se ven reflejadas en las letras de Rosamary, ella en su sencillez va desanudando los códigos que tiene en su memoria, de lo que ha vivido con lo que ha ido creando en su mente, su amable condición humana, su calidez y sensibilidad reflejan una literatura muy dulce, a ratos inocente y muy feroz. les presento a una de las escritoras Cubanas que han tocado parte de mi con su poesía.
Estos escritos son in-edito por lo tanto VersoDiVerso los ha protegido con copyRigth para su difusión en este espacio.

Les dejo parte de sus nuevos textos espero que lo disfruten

XXXVII
Anudo cada invención,
las fortalezco
mido,
adultero,
inscribo,
presto.
Cada una,
edificada,
establecida
sostenida en otras,
y me las creo.

XXX
¿Y si no quiero confundir el silencio,
atender el olvido,
partir?
¿Y si pierdo el camino
y tus manos vuelven al agua
a pernoctar con Dios
sin sentir mi alma?
Sí, yo podría,
pero no a esta hora
que apresto mi cuerpo al tuyo,
y enturbias mi sexo.

XXVII
Tengo vicio
de creerme nieve en la ventana de un niño
perdido en los brazos de alguna mujer.
No pensé amar el invierno
a través de sus ojos,
cuando los míos sin verla,
se ven atrapados en la analogía
de sentir la estación.
Solo me queda la espera
para escampar en su vidrio,
hasta verme en sus manos como lluvia.

XV
Los demonios
sofocan la mutación del yo antes,
un después.
La vida sin ti
es terminar sobre cada hombre,
ver en sus rostros la herida a tu orgullo.
Ven, amante,
muere en mí,
renacerás.

XVI
A tu lado en la voz de este tiempo,
beso tu sombra,
lustro mi evangelio
en el filo que hundo abierta a la luz.
En el hedor de la carne,
dejo la sobriedad implacable de mi asco,
emerges.
Aún sobre tu cuerpo, el mío.