Xun Betan, Mexico

 

Xun Betan

Chiapas, México.

Es antropólogo, traductor, escritor, poeta e investigador de la lengua tsotsil. Sus escritos se han publicado en el libro colectivo Poetas invisibles (México, 2014). El libro Chamote, una amalgama de voces poéticas de nuestra América (Argentina, 2015). Traductor del Semilla Libro/Sbek’-Vun: notas sobre el seminario zapatista (México, 2015). Compilador y editor del poemario Snichimal Vayuchil/ Sueño Florido (México, 2016). Traductor del poemario “Un verso Forjé donde crece la Luz” de las obras de José Martí traducidas a la lengua tsotsil (México, 2017). Editor y traductor del Stakbil vun José Martí yu’un Manuel Mercado (México, 2017) editor y coordinador del libro Uni Tsebetik (México, 2017) editor y coordinador del libro Keremetik (México, 2018) autor del libro Nichim (México, 2018). Además a publicado sus articulos en diversas revistas y espacios digitales.

Parado en la sala Xun jamas se presenta en lengua española siempre nos saluda en su lengua que uno de los tantos dialectos de el hermoso México, luego de este idioma tan misterioso nos traduce amablemente lo que ha dicho y como están haciendo la resistencia en méxico desde la poesía, nos cuenta de las lecturas con humo de sahumador o de como se leen las cuevas donde los antepasados hacían ceremonia y se reunían, un méxico rico en tradiciones. Historias que por lo demás en este mundo tan mecánico hemos olvidado. La dulzura de Xun se refleja en sus textos y su forma apacible siempre en calma, ( de seguro es por fuera porque no concibo tante creación en un ser tan tranquilo como el), dedicado de lleno a todo el trabajo indigenista en chiapas, a que su grupo de poetas jóvenes indígenas de su lugar tengan voz, se ha transformando en un revolucionario de las letras. les dejamos algunos textos que envió a VersoDiverso para compartir su maravillosa pluma


Soy mujer y soy kakawira

A Nana Doris

Vi cuando mi padre fue asesinado
encontré la casa vacía
mis hermanos muertos.

Encontré dolor en mi corazón.

Vi cuando mi pueblo fue enterrado
militares y gobiernos lo pisotearon
incendiaron las milpas
secaron los caminos.

Vi cuando nació mi hijo
vi cuando murieron otros hijos
vi cuando agarraban a los jóvenes
violaban a la niñas.

Vi que necesitaba ser libre
que no necesitaba de ellos
y entendí que mi tierra es sagrada.

Comprendí que ser mujer es fuerza y lucha
y ser kakawira un orgullo a la vida.

Kakawira antson

A Nana Doris

La kil bak’in milot te jtote
xokol la jta te jnae
chamen la jta te jbankiltake.

La jta jvokol, sk’uxul ko’onton.

La kil bak’in la sta lajel jlumale
militar xchi’uk chopol yu’elal la xonobtaik
laj xchik’ik jchobtik
laj stakijesik te beetike.

La kil bak’in ayan te kole
la kil bak’in milot yan ololetike
la kil bak’in tsakot te keremetike
laj stsak spikik te tsebetike.

La kil te ja’ lek te jkoleltike
te mu xtun ku’uk te yu’elaletike
la ka’i te ch’ul balumile sk’an ich’el ta muk’.

La kil te antsune te oy kip ta sa’el jkolel,
te kakawiraone ja’ jun sp’ijilal kuxlejal.

Palabra antigua

Los abuelos sembraron la palabra
en el recóndito corazón de los montes
donde los pájaros beben sus licores
el néctar de las flores.

Los abuelos nos llenan de sabiduría
de sus rezos y cantos
de los textos que brillan en sus textiles
la delicia de nuestro maíz en la jicara.

Los abuelos danzaron el ritual del nacimiento
con el canto del búho y el aleteo de la mariposa
visitante de la media noche.

La palabra antigua se dibuja
se escribe desde el corazón
y se comparte con una sonrisa.

Poko k’opetik

Muk’tatotiletike la sts’unik te k’opetike
nak’al ta yo’onton ja’maltik
bu ja’mal mutetik xuch’ xpoxik
te ya’lel xchi’uk spomal nichimetik.

Muk’tatotiletike snojesvanik ta p’ijilal
ta snichimtael ch’ul Totiketik
ta stojol ts’ibetik xjobaj ta jk’u’ jpok’tik
ta smuil kiximtik ta boch.

Muk’tatotiletike ta sk’intaik te ayanele
ta sk’eoj kuxkuxetik, ta svilel pepenetik
vula’al ta makajtik olil ak’ubal.

Te poko k’ope xu’ ta lok’tael
xu’ ta ts’ibael ta ko’ontontik
xik’ ak’el na’el ta jun muk’ta tse’ej.

Somos de la Madre Tierra

Soy de la tierra, somos del maíz
nuestros cantos tienen las mismas melodías
nuestros huipiles los mismos colores.

Soy del viento, somos un mismo pueblo
nuestros abuelos sembraron la misma ceiba
nuestros sueños recorren las mismas veredas.

Soy del agua, somos hijos de la abuela montaña
nuestros rostros hablan de la tierra
nuestras manos que sean de amor y alegría.

Soy del fuego, somos de un mismo copal
nuestros caminos que nos lleven a la unidad
en nuestros campos cultivemos flores.

Somos hombres, somos mujeres
somos diversos, queremos vivir
queremos libertad…

 

Yalab jMe’tik ch’ul Balumil

Yol ch’ul balumilun, yolukutik ch’ul ixim
xko’olaj te jk’eojtike
xko’olaj te sbonol jk’u’ jpok’tike.

Ch’ul ik’un, junuk no’o jlumaltik
yaxte’ la sts’un te muk’ta jme’ jtotike
yomol xambaj ta be te jvayuchtike.

Ch’ul jo’un, yalabotik ch’ul me’tik vitsetik
sk’elul ch’ul balumil te sat kelovtike
te jk’obtike ja’uk k’anel bail xchi’uk jun o’ontonal.

Ch’ul k’ok’ te jvinkilel, ko’ol jpomaltik
jbetike ak’o ja’uk jun yomol kuxlejal
jts’untik nichimaltik ta osilaltike.

Vinikotik, antsunkotik
yan jtaleltik, ta jk’antik kuxlejalil
ta jk’antik jkoleltik…