Cabaret di Pésima Idea y la Espátula de Oro

Cabaret de Pésima Idea

Hace muchos años conocí a un grupo de escritores y amantes de la poesía, nunca pensé que ese momento marcaría nuestras vidas y definiría de una u otra forma nuestro caminar artístico, como una escuela que emite un eco quizá hasta que ya no estemos. Con el tiempo este proyecto tuvo su proceso y terminó por darle espacio a otros, evidencia de que todo es orgánico y evoluciona

La primera vez que fui a ver el Pésima Idea, fui porque estaban organizando un nuevo ciclo de lecturas poéticas donde  mi amigo Sebastián  Villegas organizaba  junto a Pedro de Piedra, colaborador incondicional del mundo poético, entonces quise observar en que estaban estos amigos. Descubrí la genial forma de dirigir una lectura poética que difiere completamente de la formalidad literaria. Me pregunto ahora después de un tiempo ¿porque no entrevistarlos?, dar a conocer a estos dos personajes de la farándula literaria de nuestro circuito poético santiaguino. Producto 100% chileno y de calidad.

Les propuse la idea y amablemente accedieron a contarnos su historia, la entrevista tiene cita  en la casa de Pedro junto a Sebastián que con la amabilidad que los caracteriza amenizamos  junto a un vino Merlot esta historia que comienza a deshojar los acontecimientos de la conformación de este proyecto que a través del tiempo se ha mantenido vigente y crece como los hijos de la creación.

La historia comienza, haciendo un recordatorio de nuestra querida “Dos Lunas Llenas” dirigida por Patricio Vilches (el Comandante Patraña),  compañía de poesía que se forma  en los 90, cuna de varios poetas y proyectos que después de esta “experiencia” se fueron armando y tomando un tono bastante diferente a lo instaurado en lecturas hasta ese momento.

Pedro y  Sebastián se conocen en uno de los encuentros Lunaticos  (en la cual participamos y me incluyo, haciendo poesía y performance). Pedro llevaba una revista de poesía y saca unas fotos para la portada de la actividad y  luego en el remate tradicional del 777  (Bar desaparecido en Santiago de Chile)  se encuentra con Sebastián, el llevaba registro visual y de audio de esta,… allí comienza todo.

Luego de ese encuentro pasa bastante tiempo donde Sebastián se va a España y acá comienza a desarrollarse La radio Manini (otra lectura que nace de la compañía antes mencionada), donde Sebastián  luego de su regreso participa activamente durante siete presentaciones de esta, asi nace el Kanallascopio, que da vida a este seudónimo que él utiliza. Coinciden una vez más con Pedro y tocan por primera vez sin ninguna ambición sino más bien como un acto lúdico que nace de la improvisación de ese momento , porque este grupo de acción poética se constituye primero como grupo musical la cual hasta el día de hoy se mantiene y desde aquí se abre a estas nuevas áreas, siempre como  fenómeno explorativo, logran sacar sonido al Pésima Idea, música experimental de estilo abstracto, minimalista o mejor definida como NOISE. Luego de ello nace la idea de crear una forma de lectura más lúdica y más cercana a la gente, así Nace el Cabaret, con su desarrollo natural donde  teniendo un nombre en la escena del ruido y con la necesidad de mirar en la poesía del circuito; banda musical de un ciclo que se realizaba en el barrio Brasil , llamado EROTISMO POESÍA Y PODER, donde por razones de organización se distancian de este lugar y se proponen hacer una lectura más humana, más lúdica, más viva, que no fuera esclava de un ciclo que hablara del mismo tema  y que tuviera cabida toda la poesía, de todos los estilos, con espíritu de retomar  la escuela de las Dos Lunas Llenas o La Radio Manini, donde el poeta de una u otra forma se hacía  oír.

Una de las cosa que caracteriza al Cabaret es que ellos no invitan al público a ser pasivo y escuchar , si no que se invita a ser activo a hacerlo participe de la puesta en escena, abuchear al escritor de turno siendo una forma  rupturista  de intervención para el público y para el poeta invitado

“Nosotros quisimos hacer un cabaret  a nuestra pinta con nuestra estética y que respondiera a nuestra mirada también,  donde todos tuviéramos cabida, para acercar a la gente y desmarcar a las lecturas de poesía a un estado solemne sino más bien lúdico e integrativo”.  Sebastián Villegas “Canalla”

Sebastián

“Ya constituidos nos llamamos Cabaret Di Pésima Idea, comenzamos en el Mi Bar, como todo accidente feliz esto inicia tomándonos una cerveza en este lugar, preguntamos…y se abre la posibilidad de hacerlo los lunes y se nos ocurre esto de “Quien dijo que el Lunes era Fome “ y ¡comenzamos! . Al principio fue todo un desafío, convocar a los poetas, armar una actividad, llamamos a todo el mundo para que nos apoyara, no teníamos idea de animación, no existían los abucheos, no estaba la espátula, solo teníamos el lugar nuestros instrumentos y un sonidista que nos apoyaba, todo era espectacular pero no teníamos claro cómo enfrentarnos a esto, había una idea, la articulación del cabaret como esqueleto estaba claro pero la puesta en marcha es otra cosa.” Pedro de Piedra

Pedro

Al principio el cabaret era con formato de:  Poeta, músico, poeta, músico. Incluso tomaban un descanso entre los artista para fumar entre otras cosas, luego reconocieron que este formato no funcionaba y comenzaron con poetas y un solo bloque de música, todo de corrido. El puntapié inicial de este ciclo fue el cumpleaños de una de las colaboradoras hasta  hoy  del Cabaret , ella administradora de la tienda Entre Músicos que hoy por hoy facilita su espacio para el crecimiento de esta propuesta artística, en el comienzo  el primer Cabaret aprovecho esta instancia y emprendieron el vuelo como lectura poética.

Cuando les pregunte como se definían y cómo podrían ayudar a nuevos colectivos a lograr sobrevivir en el tiempo pues nos contaron que se desentienden de la estructura de colectivo, no porque sea bueno o malo, más bien es porque ellos son solo dos amigos haciendo lo que les gusta, constituyéndose  como grupo musical y amigos donde lo pasan bien en escena.  No hacen gala de ser una productora pero desarrollan  un producto audiovisual, literario, gráfico y  musical.

Si bien es cierto no se puede negar que este modelo de trabajo artístico no solo se ha desarrollado favorablemente en el tiempo si no a demás se ha mantenido en el circuito literario y musical por ya más de 2 años, ellos se han ido perfeccionando,  como dúo Pésima Idea y luego como Cabaret, formato que nace de la inspiración de los Cabaret  Voltaire, donde algunos artistas se juntaban en un bar en Zurich a mostrar sus artes y se emborrachaban hasta el amanecer , una especie de varieté donde las artes convergen que ellos humildemente han querido replicar

Esta continuidad  es mayoritariamente por la evidente amalgama que han logrado, el feeling, el buen fiato a la hora de estar en escena, lo nota la gente con lo cómoda que se siente con la puesta en marcha del Cabaret cada vez que se presenta. Tanto el escritor como el público logran sentir esta química que se transmite de estos dos colaboradores de la poemusica.

El abucheo que se instauró después de un tiempo en el cabaret es una forma de reconocer en el poeta el talento o la falta de él, quizá es en este formato como el público es más honesto y claro con el feedback que tiene el poeta al cual van escuchar. El mismo poeta sabe a qué va cuando lee, entonces se produce una atmósfera muy particular y única del Cabaret, con la contrariedad y ruptura de lo que se espera en un show.  Ellos nos cuentan que con los ya 69 Cabaret que llevan montados, desde el primero que realizáron ese 13 de julio del 2016,hay artistas que se han merecido su abucheo o que incluso ha habido un profundo silencio, donde el público indiferente es el propio termómetro del talento de cada escritor que pasa por esta experiencia,  los efectos en el Cabaret se han ido dando paulatinamente,  ha sido un proceso, al principio era muy violento quizá el abuchear inmediatamente…, ahora se va a otro ritmo, que es más bien un juego con el público los anfitriones y el poeta.

Al principio la lectura era todos los lunes del mes y descubrieron que era demasiado, trabajar cada semana no era la fórmula y optaron a trabajar solo un lunes al mes y así concentrar las fuerzas para poder generar una buena actividad por mes

El Cabaret  ha crecido paulatinamente,  ahora  con más plataformas de difusión están abarcando la parte gráfica con un Fanzine que está a la venta en cada presentación y de factoría de ellos mismos, con la colaboración de el joven diseñador el Vuelo del Chincol. además no se presentan  solo los lunes si no también los sábados, también están comenzando giras por distintas ciudades de Chile, trabajando ya con cobro de entrada, crecimiento que los invita a mirar más en profundidad y a tomar en serio el éxito que ha tenido esta actividad

El secreto de la continuidad de cualquier proyecto, parece ser ir lento, por esta razón no optan aun a fondos concursables o estar más en el plano comercial.

Nos contaron que fueron necesarios diez cabaret  para encontrar el ritmo y el real feedback con el público incluso nace la espátula  en un principio como un instrumento musical  que hacían sonar,  luego en algún momento de euforia en el mismo cabaret, se regala la espátula y descubren en el  público la necesidad de generar un reconocimiento físico con el invitado, ahora ya evolucionada con la espátula se ha convertido a un artículo de rigor en cada lectura donde  de ORO de 18 quilates  es regalada al poeta  reconocido por el público, muchos de ellos no se van con el noble galardón.

Espátula de Oro

La lectura generosa de este grupo musical-productora, es finalmente ser promotores de la poesía en nuestro país de una forma bien particular y poco tradicional, el Cabaret a logrado un lugar en la escena poética dentro del circuito en Santiago de Chile

Los pasos a seguir  con Pésima Idea es crecer a giras por el país y continuar el proceso de las lecturas acá en Santiago,  donde se vayan haciendo más masivas y se pueda mirar esta actividad como una movida underground de la escena poética.

Para ubicar el trabajo de pésima idea, Mixcloud Pésima Idea, ahí puede llegar, en Google si quiere pincha Pésima Idea y podrán ver lo que hay en la web de este grupo

Agradecemos todo el equipo de VersoDiverso la disposición de estos dos genios de la Poemúsica,  agradecemos su simpleza para conversar y dejamos la entrevista hablada para que ría y goce aprendiendo de estos dos masters.